Practice: 713-554-1091 | Dental: 713-554-0510

Blog

A medida que el país implementa la vacuna contra el COVID-19, muchas personas están preocupadas por cómo fue implementada la vacuna. ¿En qué se diferencia esta implementación de otras, como la vacuna contra la poliomielitis? ¿Por qué esta vacuna se creó tan rápido?  

Para comparar los esfuerzos de vacunación contra la poliomielitis con los del COVID-19, primero debemos revisar la historia de vacunación masiva contra la poliomielitis. ¿Cómo funciona la vacuna contra la poliomielitis, qué ocurrió durante la implementación de la vacuna, y cómo se relaciona esto con nuestros tiempos modernos? Estas son las preguntas que este blog responderá. 

¿Cómo funciona la vacuna contra la poliomielitis? 

Aunque hablamos de la vacuna contra la poliomielitis de forma singular, hay dos vacunas contra la poliomielitis, la vacuna antipoliomielítica inactivada (IPV) y la vacuna antipoliomielítica oral (OPV). Desde el 2000, la vacuna OPV se suspendió en los Estados Unidos para reducir el riesgo de poliovirus derivado de la vacunación. 

La vacuna antipoliomielítica inactivada se administra en cuatro dosis durante un tiempo dependiendo de la edad del paciente. Esta vacuna contra el virus actúa haciendo que su cuerpo cree anticuerpos contra la enfermedad. Sin la vacuna, un caso de poliomielitis (para la cual no existe cura) puede producir parálisis, lo que puede costarle el uso de sus piernas, brazos, o incluso pulmones. 

La historia de la implementación de la vacuna contra la poliomielitis 

Debido a lo peligrosa que era esta enfermedad, el Departamento de Salud implementó un programa de vacunación lo más rápido posible. Eso fue más fácil decirlo que hacerlo. El tiempo desde que se identificó la poliomielitis hasta que la vacuna se creó fue de 47 años. En 1955 la primera vacuna contra la poliomielitis fue creada por el Dr. Jonas Salk. 

Poliomielitis en ese tiempo 

En ese tiempo, la poliomielitis era una gran preocupación para la salud pública. La organización March of Dimes surgió justo después de la Segunda Guerra Mundial como la National Foundation for Infantile Paralysis. Se fundó por Franklin D. Roosevelt, un conocido sobreviviente de poliomielitis. En ese tiempo había mucha preocupación por esta enfermedad porque es muy peligrosa. Esta vacuna fue un milagro muy necesario en ese momento, por lo que cuando salió en 1955 no hubo dudas. 

El incidente Cutter 

En 1955, hubo un error en los Laboratorios Cutter en California, en el que el poliovirus vivo se colocó en las vacunas y se distribuyó. Según los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades), más de 250 casos de poliomielitis se atribuyeron a estas vacunas. Este incidente contribuyó en gran medida a la formación de nuestro actual sistema de fabricación de vacunas. Debido a esta tragedia, el gobierno mejoró el proceso de fabricación y aumentó su supervisión.

La vacuna contra el COVID-19 versus la vacuna contra la poliomielitis

Si bien existen algunas similitudes con la vacuna contra la poliomielitis, existen algunas diferencias clave. Cuando la vacuna contra la poliomielitis salió en 1955, era la única vacuna. La vacuna contra el COVID-19 tiene 3 versiones disponibles solo en Estados Unidos.  

Otra diferencia es cuán rápido se implementaron las vacunas. Debido a que los investigadores que hicieron la vacuna ya tenían trabajo preliminar con otras vacunas contra el SARS, la vacuna contra el COVID-19 se completó bastante rápido. La vacuna contra la poliomielitis tardó años en desarrollarse debido a la tecnología de la época y a tener que empezar desde cero. 

Vacúnese hoy 

Aunque existen algunas similitudes entre la vacuna contra la poliomielitis y la vacuna contra el COVID-19, existen algunas diferencias. La vacuna contra el COVID-19 tiene más versiones disponibles y se desarrolló mucho más rápido que la vacuna contra la poliomielitis. 

¡Contáctenos para más información sobre la vacuna contra el COVID-19!